Gastromoto en Gijón. Cervecería Vor.

Comparte fácilmente si te gusta...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

En esta ocasión vamos a hacer un gastromoto atípico, ya que no será un restaurante, ni una sidrería o pulpería como habitualmente venimos haciendo….esta vez es una cervecería. Mas de uno se preguntara, ¿un gastromoto en una cervecería?, ¿cómo puede ser eso?   Comenzaremos diciendo que se trata de la  cervecería VOR , situada en el centro de Gijón, zona de difícil aparcamiento sin pagar la ORA pero que en moto no ofrece dificultad. Es un establecimiento de pequeñas dimensiones, con taburetes, mesas altas tipo cervecería irlandesa, bien decorada con una iluminación tenue y acogedora, con una limpieza digna de tener en cuenta.

http://www.cerveceriavor.es/

IMG-20140401-WA0015

Este establecimiento  se ha especializado en unos cuantos platos de lo que se viene conociendo como comida rápida, pero con un nivel de calidad y presentación nada habitual en este tipo de negocios. Como cervecería dispone de una buena variedad de bebidas cerealistas

IMG-20140401-WA0005

 

La carta no es muy amplia, destacamos la hamburguesa casera de carne de buey, las salchichas alemanas rojas y blancas, las alitas de pollo y las pizzas caseras. Últimamente se ha especializado y se esta ganando cierta  fama con una tabla de  sushi, el típico plato de pescado crudo japonés.

En esta ocasión tan solo hemos comido la hamburguesa casera de carne de buey acompañada con una cerveza  tostada de la marca Affigem, típica del local y que está que se sale, eso si… ojo por que tiene 9,5 grados y se sube a la cabeza. ¡Cuidadín si vais a conducir!  Mientras esperas por la comida te traen unas aceitunas machacadas al ajo y un revuelto variado de frutos secos que te ponen igualmente si solo consumes bebida y que vienen genial para acompañar los primeros sorbos.

IMG-20140401-WA0006

 

La hamburguesa está sencillamente muy buena. Pan y tamaño normal, la carne de buey pasada al gusto del cliente, con una rodaja de tomate y unas hojas de rúcula verdes y moradas. Con ella te ponen tres recipientes con tomate, mahonesa y mostaza para que cada cual la condimente a su gusto.  En alguna otra ocasión hemos probado las alitas de pollo.

Es el plato que más fama tiene, buena calidad, bien rebozadas y crujientes. La ración es de tamaño normal  y el precio justo, unos 8 euros.

IMG-20140401-WA0007

En definitiva un sitio acogedor para ir a merendar o cenar a un módico precio de entre 9 y 15 euros dependiendo lo que se como y se beba, (el local abre  todos  los 7 días de la semana a las 5 de la tarde). Una comida rápida como las que habitualmente se sirven en hamburgueserías, pero con mucha más calidad, una atención personalizada y amable en un ambiente distinto. Comparando el local con otros del mismo ramo de la comida rápida le puntuamos con un notable alto. Es una pena que el local sea tan pequeño y que disponga de pocas mesas. Sin duda volveremos .

punt 8

Comparte fácilmente si te gusta...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

Comments are closed.