Dic 16

Gastromoto en Colunga. Rest Casa Laureano

Comparte fácilmente si te gusta...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

En un fin de semana frío pero sin hielo en las carreteras asturianas realizamos una pequeña ruta que nos llevó por los preciosos paisajes de las carreteras locales entre Infiesto y Colunga. Os recomendamos una ruta por esa zona casi desconocida, repleta de pequeñas aldeas casi olvidadas pero con unos preciosos valles verdes y empinados. Desde Infiesto la  AS-225 nos lleva hasta el alto de la encrucijada, desde donde iremos hacia Torazo (con su spa-hotel) y la AS-334 hasta su desvío con la CB-10 y luego la CB-2 hacia Anayo, donde podemos parar a tomar un café. Ojo con estas carreteras ya que su estado no está para muchas florituras, pero los paisajes merecen la pena. Desde Anayo seguiremos hacia la AS-258 hasta Libardon donde cogeremos la CL-2 que nos acercará hasta Colunga siguiendo el trazdo de uno de los más míticos tramos de rally español, donde nos detendremos a comer.

Continue reading
Comparte fácilmente si te gusta...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone
Oct 28

Gastromoto en Gijón. Rest. la Solana

Comparte fácilmente si te gusta...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

Aprovechando los últimos días de buen tiempo y buenas temperaturas en el norte nos dimos un garbeo sabatino por la zona de Villaviciosa-Tazones y la antigua N-632 (la preciosa carretera de la costa). Terminamos en Gijón, por la zona del barrio de Mareo, donde comimos en la Solana, un pequeño restaurante, muy cuidado, con terraza acristalada y un bonito jardín con columpios para los peques.

Continue reading
Comparte fácilmente si te gusta...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone
Oct 18

Gastromoto en Noreña. Sidreria el Guarapu

Comparte fácilmente si te gusta...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

Nuestra ruta semanal terminó en Noreña, una pequeña villa del centro de Asturias con una zona central repleta de sidrerías y cafeterías con unas apetecibles terrazas para tomarse algo.

 Nosotros decidimos comer en la sidrería el Guarapu, situada frente al apeadero de FEVE de Noreña. Es un local moderno, bien decorado y aparentemente limpio, aunque dentro había bastantes mosquitos, lo que nos hace dudar un poco de lo anterior.

 Aun así decidimos probar el sitio. La carta es variada, precios un par de euros por encima de la media. El servicio amable, aunque parece que la casa solamente sirve sidra si la escancian ellos y no disponen de los taponcitos  para el escanciado por el cliente (algo opcional que suele ser normal para los que no nos gusta beber gran cantidad de sidra y que no necesitamos el escanciado manual). Nosotros, al ser mañosos hicimos uno con un corcho y una navajita, como se ha hecho toda la vida en Asturias. Un mal detalle para el cliente, ya que da la sensación que el único objetivo de esta medida es cebar al cliente a sidra y vender botellas. Esto lo señalo para los turistas o personas poco familiarizadas con las sidrerías asturianas. Tenemos que reconocer que es el primer lugar donde nos pasa.

 Sobre la comida determinamos compartir unos chipirones a la plancha encebollados (12€) y unas croquetas caseras de jamón (10€). Las dos fueron unas raciones abundantes y de buena calidad-sabor. Quizás las croquetas mejores que los chipirones, pero los dos de notable.

 Como platos principales nos decantamos por un entrecot (22€), una paletilla de lechazo (24€), bacalao a la parrilla (22€), bacalao al pil pil (22€) y bacalao rebozado en maíz (22€). Las carnes correctas, aunque la parrilla era de gas y no de leña, por lo que el sabor no es el mismo, pero buenas raciones. Los bacalaos muy buenos, raciones grandes, buena guarnición, aunque el bacalao al maíz un poco seco (habitual al estar rebozado).

 En general buenas raciones, preparación buena y calidad de notable, pero parrilla de gas y precios muy altos para la calidad-servicio del local. La factura salió por 35€ persona. Nuestra nota general un cinco, aunque la comida podría tener un notable bajo. No recomendamos el lugar.

Comparte fácilmente si te gusta...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone