Gastromoto en Colunga. Rest Casa Laureano

Comparte fácilmente si te gusta...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

En un fin de semana frío pero sin hielo en las carreteras asturianas realizamos una pequeña ruta que nos llevó por los preciosos paisajes de las carreteras locales entre Infiesto y Colunga. Os recomendamos una ruta por esa zona casi desconocida, repleta de pequeñas aldeas casi olvidadas pero con unos preciosos valles verdes y empinados. Desde Infiesto la  AS-225 nos lleva hasta el alto de la encrucijada, desde donde iremos hacia Torazo (con su spa-hotel) y la AS-334 hasta su desvío con la CB-10 y luego la CB-2 hacia Anayo, donde podemos parar a tomar un café. Ojo con estas carreteras ya que su estado no está para muchas florituras, pero los paisajes merecen la pena. Desde Anayo seguiremos hacia la AS-258 hasta Libardon donde cogeremos la CL-2 que nos acercará hasta Colunga siguiendo el trazdo de uno de los más míticos tramos de rally español, donde nos detendremos a comer.

 En Colunga, un lugar muy bonito, pero en el que siempre hemos comido mal, hoy nos hemos encontrado con una grata sorpresa. En pleno casco urbano se halla el restaurante Casa Laureano, un local casero, decoración clásica, buen servicio, tapeo en barra gratuito, buen servicio y mantelerías de tela (un buen detalle en esta zona turística).

 La carta es variada a precios normales. El menú del día de fin de semana son 15€, con tres primeros, tres segundos y postre. Reseñar que el vino del menú es quizás lo más flojo, al tratarse de un cosechero normalito, por lo que recomendamos gaseosa como compañera de viaje.

 Como primeros degustamos el pote asturiano y las verdinas (habas nuevas del año) con pulpo. Todo muy sabroso, quizás las verdinas de notable alto y el pote de notable. Cantidades hasta que uno diga basta, ya que dejan el perolo.

Como segundos lubina a la espalda, lacón con puré de patatas y carrilleras guisadas. Los tres de notable, sin nada negativo que reseñar.

Los postres caseros en el estilo de lo demás, es decir, sin tacha.

Nuestra nota general un notable. Comida casera, buena calidad-precio y bien preparada. Uno de los mejores lugares para comer en la zona si se busca algo modesto pero digno.

Comparte fácilmente si te gusta...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

Comments are closed.