Gastromoto en el Solanu-Nava. Asador El Solanu.

Comparte fácilmente si te gusta...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

Nuevo día motero en Asturias. Nuestra ruta nos llevó por el Puerto de San Isidro hasta Puebla de Lillo (León) por un puerto revirado (AS-253), con un asfalto en magnifico estado y unos paisajes fabulosos. Desde Lillo la LE-333 nos lleva hasta el Puerto de Tarna, bordeando la Cordillera Cantábrica por una carretera comarcal con un asfalto irregular que requiere circular con precaución. De nuevo esos 20 km. del Puerto de las Señales nos brindan un paisaje espectacular y solitario.

Ya en lo alto de Tarna regresamos hacia Asturias por la AS-117. Un descenso largo por un puerto muy revirado, pero cuyo asfalto ha sido reparado recientemente. Hay tres pequeños tramos con unos socavones considerables (antes todo el puerto estaba así de mal), así que precaución con la moto.

 Esta carretera, que se estrecha llegando a Campo de Caso y que después nos dirige hacia los embalses del Tanes y Rioseco nos lleva hasta El Entrego, donde nos desviamos por la vía rápida que es la AS-119 que nos deja en Lieres. Desde allí nuestra comida nos espera en El Solanu, una pequeña aldea del municipio de Nava.

El desvió hacía el pueblo se encuentra al lado de la gasolinera Galp del Remedio/Remediu en el km 380 de la N-634. Allí nos encontramos con el Asador el Solanu. Un pequeño restaurante-parrilla de piedra vista, muy típico asturiano y con especialidad de carnes a la parrilla. La decoración es bonita, local limpio y el servicio muy amable. Se portaron muy bien con nosotros, dándonos buenos consejos sin intentar colarnos productos más caros.

Disponen de menú fin de semana por 15 € con café incluido. Dos primeros y dos segundos. Nosotros íbamos a probar su parrilla así que pedimos de carta. Buena variedad d eproductos, calidad buena y precios justos.

Nos decidimos por un par de entradas: un pastel de cabracho (10 €)y anchoas con pimientos del piquillo y queso(12 €). Los dos platos en buena cantidad, sabor adecuado, muy correctos.

 Como plato fuerte solicitamos una parrillada de carne para dos personas (32 €). Ración enorme de la que comimos los cuatro gastromoteros, gracias al consejo de una clienta y del camarero. La carne de buena calidad, bien preparada, ninguna parte quemada, todo perfecto.

Los postres caseros (4,50 €) buenas raciones y  sabor espectacular. Disfrutamos de un arroz con leche, tarta de queso y tarta de la abuela. En general todo de notable alto, servicio muy amable, local acogedor, buena terraza cubierta y buena experiencia culinaria. Nuestra nota un siete. Volveremos.

Comparte fácilmente si te gusta...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

Comments are closed.