Gastromoto en Luanco. Rest. Casa Cefero.

Comparte fácilmente si te gusta...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

Nueva ruta semanal por la geografía asturiana. En esta ocasión el buen tiempo nos llevó por la zona central, pasando por Posada de Llanera hacia el Alto de la Miranda. Las pequeñas carreteras del valle de Tamón nos sirven para carretear por estrechos carriles bordeados por una frondosa arboleda…un buen lugar para perderse en un día tranquilo.

A la hora de comer nos acercamos hacia la costa, pasando por Candas y llegando a Luanco. A la salida, en la carretera que lleva hacia el cabo Peñas, cogeremos la GO-3 hacia Villanueva, una bonita aldea que conserva el sabor de antaño. Allí tenemos el merendero-restaurante Casa Cefero (674 98 19 96). Es el típico merendero asturiano, con una bonita pradera para tomar una sidra y picar algo. El restaurante tiene una terraza exterior y un comedor interior. Es un local tradicional, limpieza regular y servicio amable y correcto.

 El menú de fin de semana son 18 € y estaba compuesto por un primero (ensalada cesar, pote asturiano y pastel de cabracho) y un segundo (lechazo, pitu de caleya y lubina). El menú incluye agua, vino o sidra (esto último no muy habitual, un buen detalle).

Los primeros bien de cantidad, platos bien cocinados y nada aceitoso. Pote muy rico, de los que te dejan la perola.

 Los segundos de nuevo bien en cantidad-elaboración. El único pero es que el lechazo no era tal, era cordero, y el pitu de caleya era pollo. Todo rico, pero no es de recibo nombrar unos platos que realmente no se sirven. Imaginamos que es la excusa para cobrar un poco más en el menú.

 Los postres (tarta de la abuela y de queso) eran caseros. De notable alto. Con los cafeses incluidos la cuenta subió a 18 € por persona.

Resumiendo, un local con buena comida, en cantidad y bien preparada. Le resta puntos el colar productos que no son tal en el menú y la limpieza del local (servicios y techos) donde se podrían esmerar un poco más. Ser un merendero no significa tener descuidados los servicios y algunos detalles. En general lo recomendamos para ir a tomarse una sidra o un refresco tapeando con alguna ración. Es cierto que para la zona turística en la que se encuentra tiene un buen precio.

Nuestra nota general es un cinco.

Comparte fácilmente si te gusta...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

Comments are closed.