Gastromoto en Oviñana (Cudillero). Restaurante el Único.

Comparte fácilmente si te gusta...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

 Nueva ruta invernal, aunque en un día con temperaturas agradables, por la zona de las sierras costeras de Cudillero. Desde Somao/Somado en Muros del Nalón embocamos la AS 352 hasta la Quintana donde nos desviamos por una preciosa carreterilla local, la CU-5, que nos lleva hasta un curioso cruce de seis carreteras comarcales, donde debemos escoger la que nos lleva a Faedo por la CU-4. Desembocamos en la antigua N-632 y circulamos unos kilómetros bajo los enormes viaductos de la nueva autovía, hasta llegar a Soto de Luiña…donde en vez de dirigirnos a la playa cogemos la CU-7 hacia Folledo. Carretera estrecha y bien asfaltada hasta la mitad, después pasa a estar más delicada con humedades y gravilla (circular con precaución).

 A la altura de una ermita y una fuente llegamos a un vial en buen estado (antes de Folledo), desviándonos a la derecha para encarar una subida por una estrecha carretera en perfecto estado que va cumbreando la serranía paralela al mar hasta llevarnos a la ermita de San Roque de Ballota, donde tenemos unas espectaculares vistas de la costa asturiana.

Desde aquí un descenso pronunciado nos lleva de nuevo a la antigua N-632 y tomamos dirección al Cabo Vidio y Puerto Chico (precioso puerto marisquero). Curveando pegados a la costa y pasando por pequeños pueblos turísticos, muy tranquilos en invierno, llegamos a Oviñana donde comeremos.

 En esta ocasión nuestros estómagos se asentaron en el restaurante El Único, de Oviñana. Un local construido a modo de chalet, con una terraza muy agradable y un poco de pradería. Disponen de un menú de fin de semana a 14 € y una pequeña carta con carnes y pescados. Mantelerías de papel, local limpio y servicio muy simpático y amable. Nada que objetar.

 Nosotros probamos un poco de todo. Chicharros, carne en rollo, pote, ensalada de arroz, gallo a la plancha y un cachopo de la carta preparado con el relleno por encima y no dentro como es habitual en Asturias. El vino del menú un cosechero correcto, sin más.

 Todo muy rico, buenas cantidades, bien preparado y sabroso. Los postres caseros muy correctos.

Local muy adecuado si se encuentra uno por la zona. Precios justos y buena comida para lo que se estila en esta zona turística de la costa asturiana. Nuestra nota un siete.

Comparte fácilmente si te gusta...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

Comments are closed.