Gastromoto en Siero. Parrilla Los Robles.

Comparte fácilmente si te gusta...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

Magnifico día invernal con una temperatura agradable y las carreteras sin hielo. Nuestra ruta nos dirigió hacia la zona central de Asturias, para comer en una parrilla situada en el Lugarín de la que damos cuenta un poco más abajo.

La ruta nos llevó por el Valle de Tuilla, entre Langreo y Siero, que nos sirvió de enlace hasta llegar a Nava donde enlazamos con la carretera que nos dirigió a Poreñu, elegido como “pueblo más bonito de Asturias” en 2017.

Comenzamos por La Felguera cogiendo la AS 323 que nos lleva por todo el valle del Río Candin, una antigua zona minera y muy industrial, con orígenes en la revolución industrial de 1844, hoy en día en completa decadencia. Pasaremos al lado de las antiguas barriadas mineras, los cerrados pozos de extracción de Llascares, Candin, Terrerón… antiguas escombreras y los restos de la vida de nuestros antepasados cercanos, donde las casas que poblaban las laderas de las montañas yacen abandonadas en espera de un tiempo que ya no volverá. En este enlace un interesante artículo sobre toda la zona y su pasado industrial, que permite identificar todos los restos que veremos durante el recorrido.

Nosotros salimos del Valle de Tuilla por una carreterilla local, la SI-13, que nos lleva hasta el aérea recreativa de “La Camperona”, donde disfrutaremos de unas maravillosas vistas sobre la parte central de la Cordillera Cantábrica, con Tarna y San Isidro, teniendo al este la imponente Peña Mayor.

Ahora carreteamos por la AS-338 hasta enlazar con la AS-324 que nos lleva hasta Nava enlazando curvas con buen asfalto, bajando y subiendo valles. Desde Nava, al final de la villa, nos desviamos a la izq. para irnos por los antiguos tramos de Rally de Camás, por la AS-335. En Fresneu giramos por la CB-7 hasta enlazar con la AS-333, donde en la cumbre del puerto cogemos la comarcal VV-11 hacia Poreñu, para disfrutar del cuidado y premiado pueblo.

Desde aquí solo nos queda seguir hacia Villaviciosa por estas carreteras en muy buen estado y con curvas para aburrir. Ya en Villaviciosa regresamos al centro de la Región por el conocido Alto de la Campa y de allí a Pola de Siero.

Nuestra comida fue en la Parrilla Los Robles, situada a unos tres km. al norte de Pola de Siero, en una pequeña aldea llamada el Lugarín. La dirección del local: Parrilla Los Robles, Caserío Lugarin, 16A, Siero. Teléfono: 985 72 35 39.

 Los Robles es un restaurante típico asturiano, ideal para tapear raciones o comer algo de su parrilla. Local limpio, mantelerías de papel, servicio amable y rápido, sin tachas.

La carta es variada y los precios normales. La variedad de vinos es suficiente a precios asequibles. La especialidad del restaurante son las carnes a la parrilla. Nosotros pedimos una parrillada de 32 euros. La cantidad es suficiente para tres personas. La calidad es buena y la cantidad de notable. La carne en su punto, bien preparada, nada quemado (como nos pasa en otros sitios). Notable en calidad-preparación.

 Nuestra nota un 6,5 en general. Un buen lugar para comer carne parrillera a precio justo, sin muchas florituras pero todo muy correcto.

Comparte fácilmente si te gusta...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

Comments are closed.