Mar 16

GASTROMOTO EN SIDRERIA CELORIO

Comparte fácilmente si te gusta...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

ACTUALIZACIÓN: Ha cerrado recientemente, así que nos quedamos sin uno de los emblemas del cachopo en asturias. DEP.

Uno de nuestros muchachos se fue a comer a Gijón, SIDRERIA CELORIO, en la Calzada y comparte su experiencia gastromotera con nosotros.

 Sidreria situada en  C/ Domingo Juliana 6. La Calzada. Gijón. una sidreria-chigre de toda la vida, de las de serrín en el suelo, ambiente asturiano típico con sidra de Trabanco(un punto a su favor). La cocina funciona muy bien, buenos materiales, precio asequible y buen servicio por parte de la pareja que lo lleva.

image

 

Continue reading

Comparte fácilmente si te gusta...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone
Mar 05

CEMENTERIO DE LOS INGLESES, COSTA DE LA MUERTE

Comparte fácilmente si te gusta...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

Ruta en moto realizada por dos de los integrantes de este grupito motero  los más lanzados a los viajes de larga distancia jiji, por la pista de 15 km entre el cabo Vilan y el cementerio de los ingleses, cerca de Camariñas, en la costa de la muerte gallega. Realizada en junio de 2012.
Preciosa ruta con unas vistas espectaculares, por desgracia el día del vídeo estaba nublado.

CEMENTERIO DE LOS INGLESES, CAMARIÑAS, COSTA DE LA MUERTE,junio 2012

La historia del naufragio:

Entre la Punta do Boi y la Punta da Cagada, está situado en uno de los lugares más fatídicos de la Costa da Morte: fueron ocho los naufragios y 245 las víctimas, pero el que más conmoción creó fue el del Serpent.

Este acorazado partió el 8 de noviembre de Plymouth con rumbo a la Sierra Leona. Derivó mucho a tierra y la escasa luz del Faro Vilán hizo que chocara en la Punta do Boi, a las 23:00 del 10 de noviembre de 1890, en el lugar que hoy se llama “el bajo del Serpent”. El capitán ordenó el lanzamiento de cabos por el cañón lanza-cabos pero estos rompían contra las rocas. Intentaron emplear los botes mas los golpes de mar barrían todo el caparazón. Después se escuchó el desolador: ¡”Sálvese quien pueda!”.

En la noche sólo se oían los gritos de angustia. El mar, ayudado por las piedras, deshacía los cuerpos de los tripulantes. Pero tres marineros, de apellidos Bourton, Gould y Lacsne, fueron empujados por el mar a la playa de Trece, resultando los únicos supervivientes de la tragedia.

En los días siguientes, el mar fue devolviendo los cuerpos de los 172 marineros restantes a la arena de Trece. El cura de Xaviña movilizó a los vecinos para proceder a la sepultura de los cuerpos en este lugar.

En el habitáculo interior del cementerio permanecen los restos del capitán y oficiales y en el recinto exterior, los de los marineros.

Una ruta espectacular, solitaria y preciosa.

Comparte fácilmente si te gusta...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone