Sep 02

Gastromoto en Tuña (Tineo). Rest. Casa Pipo.

Comparte fácilmente si te gusta...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

Casa Pipo es un restaurante situado en Tuña (Tineo), lugar de nacimiento del General Riego (1784-1823), donde todavía podemos ver las ruinas abandonadas del antiguo palacio familiar. Riego fue un militar liberal defensor del constitucionalismo durante la Guerra de Independencia. Fue ahorcado y decapitado en la Plaza de la Cebada de Madrid por Fernando VII, cuando reinstauró la monarquía absolutista. Su casa natal está en el centro del pueblo. El restaurante Casa Pipo está situado en la Plaza del pueblo. Es un local reformado, moderno y bien decorado. El personal eficiente y amable. Aquí el enlace de su pagina web.

Nosotros probamos su menú del día de fin de semana (15 €). Un pequeño aperitivo de empanada casera de tocino nos recibió. Como primeros ensalada de bacalao, pote asturiano (del que te dejan la perola) y guisantes con jamón.

Como segundos teníamos cordero con patatines, secreto de cerdo en salsa agridulce y atún con salsa negra de anchoas y mantequilla.

 Todos los platos de buena calidad, sabor original, cantidades correctas y buena preparación. De notable. Los postres caseros requesón con miel de Tineo y arroz con leche. Los dos de notable alto. El vino un joven de la Mancha, tempranillo, correcto. Nuestra nota un siete. Un local muy adecuado, de comida de calidad a un precio adecuado. Lugar recomendable.

Comparte fácilmente si te gusta...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone
Sep 02

Gastromoto en San Antolín de Ibias. Mesón Eiroa.

Comparte fácilmente si te gusta...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

En la zona de Ibias, esa gran desconocida del occidente asturiano, nos detuvimos en una de nuestras rutas siguiendo los puertos del Narcea (Pozo de las Mujeres Muertas, Valvaler, Tormaleo y el Rañadoiro), un viaje circular de una jornada muy recomendable, que pasa por carreteras solitarias que rodean el mayor robledal de Europa, el Bosque de Muniellos.

 Para comer nos decidimos por el Mesón Eiroa en Ibias. Bar-tienda con el restaurante situado en la primera planta (mejor preguntar porque no está muy clara la situación). Está decorado en plan rustico asturiano, en piedra y madera, muy coqueto.

Disponen de un menú de diario de 12 € (los findes 18), con tres primeros y tres segundos. La comida es casera y las raciones tirando a grandes. Servicio amable y correcto. Buenas cantidades y preparación sin nada malo que reseñar. Un local recomendable si se está por la zona, quizás el mejor en calidad-precio-presencia del pueblo. Nuestra nota un seis.

Comparte fácilmente si te gusta...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone
Abr 14

Gastromoto en Sta. Marina de Piedramuelle. Parrilla La Pampa.

Comparte fácilmente si te gusta...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

En las cercanías de Oviedo, en plena carretera nacional 634, se encuentra la Parrilla La Pampa. Para llegar al lugar tenemos una buena ruta a lo largo de la N-634, hoy casi abandonada al construirse la nueva autovía, pero que nos permite unas horas de curvas entre La Espina y Oviedo.

 La Parrilla La Pampa hay abierto hace poco en un antiguo local que ha pasado por varias manos. Dispone de aparcamiento exterior y se encuentra en la Carretera Nacional 634 Nº 39, Santa Marina de Piedramuelle, a unos 10 km. de Oviedo. El teléfono para reservas es 985 78 05 22.

El local es limpio, ha sido redecorado por dentro (el exterior está algo más descuidado), mantelerías de papel, servicio correcto y rápido. Disponen de menú del día a 12 € (de fin de semana) y menús especiales de chuletón a 50 € por pareja. La carta es variada y las raciones buenas.

 Nosotros probamos el menú de fin de semana con paella (bien) y lubina (bien). Los postres caseros clásicos y bien preparados. Otros dos probaron también el menú de chuletón. De entrante pastel de cabracho (de siete) y chuletón de vaca vieja (de notable). Te colocan una pequeña parrilla para hacer la carne al gusto de cada uno.

 En resumen un local correcto, precios módicos y comida aceptable. Si pilla de paso es un lugar a visitar. Nuestra nota un seis.

Comparte fácilmente si te gusta...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone